¿Tienes ansiedad? Nosotros también. 

Y hemos decidido despedirnos de ella.

Adiós, bye bye, au revoir, ciao bambina… ¡Buen viaje!

Te proponemos un reto: 

Decirle adiós a la ansiedad de una forma divertida

Ansiebye es un programa de retos – a través de la app DoGood – que tiene por objetivo enseñar hábitos y trucos sencillos para aceptar, tratar y dominar la ansiedad, e incluso para prevenirla. 

Una iniciativa gratuita y sin ánimo de lucro, liderada por personas que nos hemos sobrepuesto a la ansiedad y nos hemos empeñado en ayudar a quienes la padecen, aun sin ser conscientes.   

El siguiente programa gratuito durará del 15 de febrero al 14 de marzo.​

Ha finalizado el periodo de inscripciones, déjanos tu contacto en hola@ansiebye.com para que te podamos avisar para el siguiente programa.

Si te has inscrito en el programa y no has recibido el correo de bienvenida, por favor, revisa tu bandeja de promociones, correo no deseado o spam. En el caso de no encontrarse ahí escríbenos a hola@ansiebye.com

Cómo funciona

Inscríbete

Inscríbete antes del 10 de febrero. El día 15 de febrero recibirás un correo con los datos de acceso. 

Descárgate la app

Descárgate la app de DoGood

Completa retos

Completa retos y comparte tus resultados con el resto de usuarios.

Aprende

Aprende de la experiencia de otros y comparte tu conocimiento.

Vota

Con los puntos obtenidos por completar los retos podrás votar las iniciativas solidarias que encontrarás en la app. 

Escala posiciones

Por cada punto que uses para votar escalarás posiciones en el ranking. ¡Los primeros puesto tienen premio!

Nuestra historia

Pepa

Es verdad eso que dicen que el cuerpo te obliga a parar cuando menos te lo esperas. Fue hace 7 años, lo recuerdo perfectamente. Era verano y, como cada año, me tomé unos días de descanso para visitar a mi familia en el pueblo. Un lugar donde se para el tiempo.

Hacía mucho que no disfrutaba tanto como aquel día. Lo que jamás hubiera pensado fue lo que pasaría después. Volviendo a casa en coche, entré en pánico, no podía seguir conduciendo, sensación de pérdida de control y sensación de desplome. Reconocí mi primera crisis de ansiedad e inicié un proceso de control, pero… ¡los síntomas aumentaban!

A partir de ahí tuve muchos vaivenes relacionados con la ansiedad que se proyectaban en forma de agorafobia, claustrofobia, amaxobia…, pero que, en ningún caso, impidieron que fuera yo quien controlase mi vida.

En todo este tiempo he aprendido muchas cosas, la principal de todas a convertirme en la aliada de mi ansiedad y a abrazarla. Si la intentas dominar, ella te dominará a ti. Hay que aprender a convivir con ella.

Marta

Tengo 32 años y hace 4 que mi corazón me obligó a parar para concederme una segunda oportunidad.

Después de vivir una etapa dura de mi vida que me retrotrajo a momentos pasados de angustia, entré en un bucle de pánico, taquicardias y pastillas que poco aliviaban mi ansiedad. Por si eso fuera poco, mi corazón se aceleraba cada noche, provocándome un miedo atroz a que acabara cada día, sin que ninguno de los tratamientos que probaba me aliviara. Gracias a mi cabezonería y a que suelo escuchar mis corazonadas, me detectaron una cardiopatía. A día de hoy, sigo sin saber si fueprimero la cardiopatía o la ansiedad porque creo que se desconocen muchas cosasde esta enfermedad, pero he conseguido reducirla y aunque vuelva, sé que es mi cuerpo intentando decirme algo. Y lo escucho.

Como escucho a mis corazonadas. Una de las últimas: tener la certeza de que con Ansiebye podremos demostrar a otras personas que con ansiedad se aprende a vivir, y que, incluso, se supera.

Celina

Tengo insomnio, taquicardia sinusal, dermatitis, 14 intolerancias alimentarias, bruxismo, fatiga crónica y soy una “persona altamente sensible”. Padezco adicción al trabajo y un síndrome de la impostora que no puedo con él. Es decir, soy un bucle de ansiedad viviente. Y para colmo de los colmos, soy licenciada en psicología. 

Así que esta soy yo: Celina. Y estoy saliendo de un laaargo y profundo episodio ansioso-depresivo, porque tengo la sospecha de que la depresión me ha acompañado siempre, desde muy pronto en mi infancia.

Ahora mismo me encuentro en una de las mejores épocas de mi vida acabo de emprender por partida doble y me siento realizada, empoderada, y con ganas de ayudar a otras personas que puedan estar pasando por situaciones similares a las que me ha tocado vivir. 

Laura

No hay ni una sola mañana que no me levante dudando de qué seré o no seré capaz hoy. Que no ponga atención al ritmo que marca mi corazón. Que no busque temblor en mis manos. Ni un solo día que no piense si, esta vez, podrá conmigo. 

Tengo ansia por un montón de cosas… Por reír con dolor de barriga, por recorrer el mundo –el mío y el de fuera-, por ver crecer a mis hijos, por verlos equivocarse y aprender, por bailar como una loca, por conocer a personas enriquecedoras, por encontrar mis momentos de paz, y disfrutarlos. Tengo ansia por vivir. 

Y también tengo ansiedad. Ansiedad, desde hace más de 20 años, y unos cuántos síndromes derivados directamente de ella a los que prefiero no prestarles demasiada atención. Vivo con ella –que no a pesar de-, libre, consciente y feliz, la mayor parte del tiempo. El resto, lo dedico a mantenerla a raya para enfocarme en mi Locura por Vivir, porque es maravillosa. 

Ignacio

Soy bucle infinito de contradicciones consentidas con sentido.
Soy ejemplo de razonable sinrazón.
Soy valiente cobardía con traje de infranqueable seguridad.
Soy un superhombre quejica.
Soy un superdotado discapacitado emocional.
Soy cruelmente sensible.
Soy disfrutar sufriendo.
Soy llorar riendo.
Soy el pitido del silencio.
Soy el fallo de la matemática perfecta.
Soy lealtad a cada uno de mis odiados desajustes mentales.
Soy un suicida crónico con muchas ganas de vivir.
Soy un incansable terco vacilando con rendirse cada minuto.
Soy Roma escrito al revés.
Soy el puedo del que no quiere.
Soy la excepción que destroza la norma.
Soy los restos de lágrimas en la almohada del que llora feliz.
Soy tristemente feliz.
Y todo lo contrario…también lo soy.

Soy Ignacio. Y soy conviviente de ansiedad.
Soy quien tuvo la idea de decirle bye.
Y soy quien lo conseguirá.

Patrocina

logotipo evergy patrocinador ansiebye
logotipo evergy patrocinador ansiebye

Ansiebye es un proyecto sin ánimo de lucro que busca ayudar a desarrollar hábitos saludables en personas que sufren de ansiedad. En ningún momento debe ser interpretado o utilizarse como sustituto de una terapia.

Si sufres de ansiedad o presentas dichos síntomas, te recomendamos solicitar la ayuda de un profesional.