Ansiebye es un programa de retos diarios que se realiza dentro de la app DoGood. Los retos han sido propuestas por personas con ansiedad, basándose en las prácticas que mejor les han funcionado. Todos han sido revisados por psicólogas, pues es fundamental para nosotros contar con la colaboración de profesionales especialistas en ansiedad.

Hemos agrupado los retos en tres categorías que pasamos a explicarte a continuación.

Retos para hacernos reflexionar.   

Cuando estamos nerviosos, estresados y cuando sufrimos ansiedad, nuestro cuerpo nos lanza señales que, en muchas ocasiones, pasan desapercibidas o no relacionamos entre sí.

Hacernos conscientes de lo que nos pasa y entender el porqué, nos puede ayudar a lidiar mucho mejor con estas situaciones. 

¿Cómo de consciente eres de tus pensamientos? ¿Y de la autoexigencia que te impones? ¿Te has parado a pensar en lo duro que eres contigo mismo? ¿Hablarías a los demás, o les exigirías, como lo haces contigo mismo?

A menudo nuestra mente entra en bucles de rumiación o pensamientos recurrentes, que no podemos dejar ir. Nos invaden y se apoderan de nuestra atención, nuestro estado de ánimo y nuestra motivación.

Esto también ocurre con nuestros síntomas físicos, vamos acumulando días de dormir poco y mal, comer peor, estar más irritables, pero no atamos los cabos.

Cuando no somos del todo conscientes de esto que nos está ocurriendo, o no conocemos bien el funcionamiento de la mente y los pensamientos o del sistema nervioso, nos sentimos indefensos. ¿No te ha pasado alguna vez que no eres capaz de dejar de preocuparte por algo? A veces somos víctimas de nuestra mente, pero eso no tiene por qué ser así, ya que tenemos mucho más poder del que creemos sobre nuestros procesos internos.

Con los retos orientados a la reflexión buscamos ayudarte a tomar un papel activo ante tu mente y tus pensamientos. A hacerte consciente de lo que está ocurriendo en tu interior y de la importancia de dirigirlos y decidir dónde pones el foco de tu atención.

Cuando eres consciente de lo que te pasa, lo conoces bien, lo entiendes, puedes explicarlo mejor a los demás, abres tu mente a pedir ayuda. El apoyo de los demás y la ayuda de especialistas, la comprensión de quienes te rodean, saber que no estás solo en esto, es otro de los factores clave para lidiar con la ansiedad. 

Así que aprovecha al máximo los retos orientados a la reflexión, regálate ese tiempo para analizarte a ti mismo y a las propias situaciones, y verás que se abre ante ti un mundo de posibilidades.

Retos para aprender a relajarnos. 

La relajación y meditación son aspectos fundamentales a trabajar en las personas que sufrimos ansiedad, pues es parte de nuestra caja de herramientas para controlar la ansiedad, y que no sea ella quien nos controle a nosotros.

Existen muchos tipos de relajación. Basta con realizar una búsqueda en google para ver la gran variedad de opciones que hay disponibles.

En los retos de Ansiebye relacionados con la relajación, exploraremos diferentes técnicas y metodologías para que puedas ir descubriéndolas y detectando cuáles te funcionan mejorA través de la respiración, la tensión y relajación de grupos musculares o la meditación guiada, por ejemplo. 

La meditación es otro modo de alcanzar un estado de activación óptimo. Consiste en anclarnos al momento presente, pues las personas con ansiedad a menudo tenemos la mente dispersa en diversas tareas, preocupaciones, obligaciones… 

No podemos parar nuestros pensamientos para serenarnos, pero sí podemos entrenarnos para elegir a qué dedicamos el foco de nuestra mente y alcanzar así un estado más calmado y que nos permita continuar con nuestra actividad cotidiana.

Te animamos a probar todas las técnicas y a contarnos qué es lo que mejor te funciona.

Retos para aprender a cuidarnos. 

¿Y si te decimos que cuidarse la ansiedad va mucho más allá del trabajo psicológico y de la relajación?

Son muchos los factores que inciden positivamente en nuestro estado de ánimo y en nuestros niveles de activación y ansiedad. Estos factores son la alimentación, el deporte, dedicarse tiempo a uno mismo, priorizarse, mimarse, cumplir rutinas, equilibrar nuestra vida personal y laboral, etc.

Dentro de los retos relacionados con el autocuidado trabajaremos precisamente en esto, en que consigas priorizarte y quererte. En dar a tu cuerpo y mente lo que necesitan para mantenerse saludable y en forma. 

Por ejemplo, algo fundamental es la comida. No solo lo que comes, si no de qué manera. Porque cuando estamos con un pico de ansiedad, tendemos a comer a deshoras, saltarnos comidas, tomar más ultraprocesados, etc. Y esto, es precisamente lo que menos necesitamos en esos momentos.

Del mismo modo, practicando deporte conseguimos descargar energía, que nuestro cuerpo libere sustancias que nos hacen sentir bien, estar más fuertes físicamente para que esas tensiones, contracturas, y demás aspectos físicos que suelen empeorar con la ansiedad, se encuentren en el mejor estado posible. 

Por último, priorizarte y darte lo que necesitas. ¿Sabes la instrucción que te dan siempre en los vuelos? Ponte la mascarilla antes de ayudar a los demás. Si tú no estás bien, no puedes ayudar a nadie. Así que empieza por ayudarte a ti mismo sin remordimientos, y todo empezará a cobrar más sentido.

¿Qué te parece nuestro planteamiento? Sabemos que es muy fácil decirlo, pero no tanto hacerlo. Por eso hemos creado este sistema de pequeños retos diarios que te ayudarán a ir priorizándote y cuidándote poco a poco.